Make your own free website on Tripod.com
Página Principal | Biografía | Sus Obras | Análisis de obras | Links | Galería de Fotos

Salomé Ureña de Henríquez

Análisis de obras

TRISTEZAS

Nuestro dulce primogénito,
que sabe sentir y amar,
con tu recuerdo perenne
viene mi pena a aumentar.

Fijo en ti su pensamiento,
no te abandona jamás:
sueña contigo y, despierto,
habla de ti nada más.

Anoche, cuando, de hinojos,
con su voz angelical
dijo las santas palabras
de su oración nocturnal;

cuando allí junto a su lecho
sentéme amante a velar,
esperando que sus ojos
viniese el sueño a cerrar,

incorporándose inquieto,
cual presa de intenso afán,
con ese acento que al labio
las penas tan sólo dan,

exclamó como inspirado:
"!Tú no te acuerdas, mamá?
El sol ¡que bonito era
cuando estaba aquí papá!"

Tema: La Tristeza. Esta es provocada en su hijo ya que el padre se encuentra ausente.
 
Argumento: Salomé acompaña a su hijo a la cama, en donde el combate el sueño. Ella cuenta que en su mirada se reflejaba la mirada de su esposo y el anhelo de su presencia. Al final nos cita lo que dijo su hijo antes de irse a dormir, lo que quiso decir el niño en pocas palabras era que extrañaba a su padre.
 
Comentario: Es un poema muy bonito y profundo. Cuenta una anécdota muy común ya que muchas personas, madres, se pueden identificar con este. Presenta una realidad triste, que a cualquier persona le toca el corazón. Me gustó mucho porque cada palabra del poema es esencial, no hay uso excesivo de palabras y es breve y comprensible. El poema me conmovió mucho y siento que pude comprender casi exactamente lo que ella sentía al ver a su hijo así.

LAS HORAS DE ANGUSTIA

Sin brillo la mirada,
bañado el rostro en palidez de muerte,
casi extinta la vida, casi inerte,
te miró con pavor el alma mía
cuando a otros brazos entregué, aterrada,
tu cuerpo que la fiebre consumía.

En ruego entonces sobre el suelo frío,
y de angustia y dolor desfalleciente,
aguardé de rodillas ¡oh, hijo mío!
que descendiese el celestial rocío,
el agua bautismal, sobre tu frente.

Después, en mi regazo
volví a tomarte, sin concierto, loca,
de cabezal sirviéndote mi brazo,
mientras en fuego vivo
se escapaba el aliento de tu boca;
y allí cerca, con treguas de momentos,
el hombre de la ciencia, pensativo,
espiaba de tu ser los movimientos.

Pasaron intranquilas
horas solemnes de esperanza y duda ;
latiendo el pecho con violencia ruda,
erraban mis pupilas
de uno en otro semblante, sin sosiego,
con delirio cercano a la demencia;
y entre el temor y el ruego
juzgaba, de mi duelo en los enojos,
escrita tu sentencia
hallar de los amigos en los ojos.

¡Oh, terrible ansiedad! ¡Dolor supremo
que nunca a describir alcanzaría!
Al cabo, de esa angustia en el extremo,
reanimando mi pecho en agonía,
con voz sin nombre ahora
que a pintar su expresión habrá que cuadre,
¡salvo! -dijo la ciencia triunfadora
¡salvo! -gritó mi corazón de madre.

¡Salvo, gran Dios! El hijo de mi vida,
tras largo padecer, de angustia lleno,
vástago tierno a quien la luz convida,
salud respira en el materno seno.

Hermoso cual tus ángeles, sonríe
de mi llamado al cariñoso arrullo,
y el alma contemplándole se engríe
de amor feliz y de inocente orgullo.

Por eso la mirada
convierto al cielo, de mi bien testigo,
y, de santa emoción arrebatada,
tu nombre ensalzo y tu poder bendigo

Tema: La angustia. Esta angustia es provocada por la enfermedad de su segundo hijo.
Argumento: Salomú cuenta la anécdota de cuando su segundo hijo estaba enfermo, y sus vivencias en el hospital. La espera fué horrible y tormentosa para ella. Al ser Salomé una persona llena de esperanza, no dudo en ningún momento perderla, pero claro, la tristeza la invadía. Nos cuenta como esos momentos la hicieron sentir y como dudaba de los resultados y consecuencias que podría traer la enferdad. Expresa sus sentimientos de forma clara y precisa, breve y constante.  
Comentario: Es un poema muy intenso, lleno de emociones y sentimientos. Me provocó un sentimiento de preocupacion y de felicidad, ya que cuenta el momento desde el principio hasta el final, cuando el niño se salva. Me gustó la forma en que ella expresa su esperanza, poniéndo la situación en manos de Dios. Me provoco también un sentimiento de alivio y confort. Es un poema muy explicativo, breve y consiso. Me encantó. Aparte de que presenta una realidad como en todos sus poemas, la presenta de forma objetiva y directa. Es increíble como ella asocia sus creencias en un momento lleno de desesperación y angustia.

kk.gif

"Imposible vivir así, llevando
la angustia en el espíritu, la muerte;
imposible vivir agonizando,
sin luz el mundo y la existencia inerte."